Preguntas Frecuentes

¿Que es un Repartidor de Costes de Calefacción?

Es un sistema que tiene como función el reparto individual de los consumos en instalaciones colectivas de calefacción.

Es un pequeño dispositivo que se coloca en cada radiador y recoge ciertos parámetros que cada cierto tiempo transforma en consumos reales, en términos de energía o económicos.

¿De verdad se ahorra?

El IDAE nos dice que podemos llegar a ahorros del 30 %.

En el resto de Europa llevan mucho tiempo midiendo la calefacción y son muchas las empresas y entidades públicas, que promulgan estos ahorros.

La inclusión de sistemas de regulación, junto con los repartidores de costes, puede aumentar considerablemente dichos ahorros.

¿Por qué instalar Repartidores de Coste?

Según el IDAE, el mero hecho de instalar dispositivos que permitan la contabilización de consumos, puede llegar a ahorrar hasta un 30 %.

Pero aparte podemos beneficiarnos de las mejoras que se hayan realizado en nuestros hogares, como por ejemplo, la instalación de doble acristalamiento, aislamientos, etc…., estas mejoras repercutirán en nuestro bolsillo, cuando realmente paguemos lo que consumimos.

En cuanto a su instalación, no precisan de ningún tipo de obra ni modificación de su actual instalación.

De tamaño reducido, apenas se notan sobre el radiador donde se instalan, además al ser totalmente autónomos (batería 10 años), no precisan de cables ni alimentación eléctrica.

Y, por supuesto, la lectura se realiza mediante radio. Eso garantiza que se leerán todos los dispositivos y que el usuario no tendrá que preocuparse por el día de lectura.

Que son las Válvulas con Cabezal Termostático

Son válvulas de radiador que incorporan un elemento sensible a la temperatura, de manera que cuando la misma se aproxima a la consigna, la válvula va cerrando el paso de agua al radiador reduciendo la emisión calorífica del mismo, llegando a cerrar completamente cuando se alcanza la consigna; de este modo se puede controlar la temperatura de la vivienda.

¿Que es un Cabezal Termostático?

El cabezal termostático es un dispositivo automático que, acoplado a un cuerpo de válvula termostatizable, acciona el eje de apertura de la misma, el cual controla el caudal de agua que circula por el emisor y, consecuentemente, su potencia térmica. Podemos decir que el cabezal es el elemento que gobierna la válvula en función de la temperatura ambiente.

Al conjunto que forman el cabezal y la válvula se le denomina “válvula con cabezal termostático”.

¿Cuál es el objetivo de instalar válvulas con cabezal termostático en los emisores?

El objetivo principal que se persigue con la instalación de una válvula con cabezal termostático sobre un emisor (radiador) es controlar el aporte térmico del mismo, para mantener en la habitación calefactada una temperatura constante.

No obstante, el hecho de limitar la aportación térmica al emisor permite conseguir un ahorro de energía que podría alcanzar un valor del 25% respecto a la situación preexistente (sin instalación de válvula con cabezal termostático).

En resumen, la instalación de este dispositivo sobre el radiador permite conseguir “confort” y, además, “ahorro energético y económico”.

¿Que elementos principales componen el cabezal termostático?

El cabezal termostático incorpora los siguientes componentes principales:

a) Dispositivo de ajuste de la temperatura de control, que permite seleccionar la temperatura que deseamos en la habitación calefactada.

b) Sensor de temperatura, que traslada al cabezal la información de la temperatura existente en la habitación, en forma de señal de presión o señal eléctrica.

c) Acoplamiento mecánico, que permite la conexión mecánica entre el cabezal y el órgano de apertura de la válvula.

Cómo actúa el cabezal termostático

El principio de actuación del cabezal termostático se basa en la comparación de la temperatura ajustada con la temperatura real de la habitación calefactada, recibida esta última a través del sensor de temperatura.

En función del sentido y el valor de la desviación instantánea de estas dos temperaturas se producirá el movimiento del actuador de la válvula, para reducir y anular la desviación, de la forma siguiente:

  • Si la temperatura ajustada es mayor que la temperatura real de la habitación, el actuador abrirá el paso de agua al emisor para aumentar el aporte térmico y así conseguir elevar la temperatura dela habitación.
  • Si la temperatura ajustada coincide con la temperatura real de la habitación, el actuador mantendrá su posición.
  • Si la temperatura ajustada es menor que la temperatura real de la habitación, el actuador cerrará el paso de agua al emisor para reducir el aporte térmico y así conseguir que descienda la temperatura dela habitación.

Una mayor amplitud en la desviación, en cualquiera de los sentidos descritos, producirá una mayor velocidad de actuación, y podrá dar como resultado instantáneo la apertura total o el cierre total de la válvula, según el caso.

¿Cuántos tipos de cabezales termostáticos existen?

Los cabezales termostáticos, desde el punto de vista constructivo, pueden clasificarse en tres grupos:

  • a) Cabezales mecánicos o térmicos, con selector de ajuste de temperatura mediante un mando giratorio con una escala de regulación.
  • b) Cabezales electrónicos, donde el ajuste y la programación (si admiten ésta), se realiza mediante un teclado numérico o alfanumérico. Suelen incorporar pantalla de cristal líquido. Dentro de este grupo existen modelos que son programables y otros que solamente controlan la temperatura. El ajuste se realiza sobre el propio cabezal.
  • c) Cabezales electrónicos con actuación a distancia, en los que puede ajustarse la temperatura y la programación a distancia, en modo “local” o incluso en modo “remoto”, a través de internet. Incorporan pantalla de cristal líquido.

¿El cabezal se puede instalar sobre cualquier válvula existente?

Sólo si la válvula existente es termostatizable . Si no lo es, deberá de sustituirse la válvula manual por otra termostatizable con cabezal termostático.

¿Los cabezales son compatibles con cualquier válvula termostatizable?

El sistema de acoplamiento varía según el fabricante, pero existen adaptadores para poder instalarlos.

¿Para realizar el acoplamiento del cabezal sobre un cuerpo de válvula existente es necesario desmontar el radiador o vaciar el agua de la instalación?

En caso de que el radiador disponga de cuerpo de válvula existente con acoplamiento compatible con el cabezal, no será necesario desmontar el radiador. Incluso cuando sea necesario instalar el adaptador, la instalación podrá realizarse sin necesidad de desmontar el radiador.

Tampoco será necesario vaciar el agua contenida en el radiador para proceder a la instalación del cabezal.

¿Quién puede realizar la instalación del cabezal o de la válvula termostática, en su caso?

La válvula termostática es un elemento que forma parte de la instalación térmica.

La instalación de la válvula termostática, así como cualquiera de los elementos componentes de la misma (cuerpo de válvula y cabezal), deberá ser realizado obligatoriamente por una empresa instaladora térmica.

¿A qué nos estamos refiriendo cuando decimos

Los cabezales termostáticos mecánicos pueden ser de sensor de “líquido” o de “cera”.

La ventaja principal que tienen los cabezales que incorporan líquido, frente a los que llevan cera, es su mayor capacidad de reacción [respuesta más rápida].

tabla1

¿Qué representa el “certificado de eficiencia energética TELL clase A” en un cabezal termostático?

La etiqueta energética TELL [ThermostaticEfficiencyLabel] es un sistema que permite obtener una calificación de la eficiencia de las válvulas termostáticas para los radiadores. Tiene en cuenta criterios como la influencia de la temperatura del agua en la regulación, la histéresis, el tiempo de respuesta y la influencia de la presión diferencial.

Dentro de la etiqueta TELL, la clase de eficiencia energética A es la más alta entre las del sistema de clasificación europea. Por tanto, las válvulas clasificadas como “A” son las que tienen un mejor comportamiento energético, es decir, las más eficientes.

Nota: La etiqueta energética TELL no se aplica a válvulas termostáticas electrónicas.

¿Qué significa la certificación EU.BAC para las válvulas termostáticas electrónicas?

La certificación EU.BAC (Asociación Europea de Controles y Automatización de Edificios) asegura que los productos cuentan con niveles asegurados de efectividad en rendimiento energético y control de calidad. Este tipo de certificación se aplica a los cabezales termostáticos de tipo electrónico.

Dentro de la certificación EU.BAC, la clase de eficiencia energética A es la más alta dentro de sistema de clasificación europea. Los cabezales termostáticos electrónicos de clase A son los más eficientes.

¿Es recomendable instalar cabezales en todos los radiadores?

Sí, es recomendable instalar válvulas con cabezal termostático en todas las dependencias. No obstante, también es necesario estar seguros de que la caldera tiene el caudal mínimo de agua asegurado, por lo que el instalador puede valorar dejar algún radiador sin cabezal (aquellos que no se encuentren en estancias principales, en aseos o cuartos de baño, por ejemplo). Además, puede no ser recomendable en ocasiones instalarla en la estancia donde tengamos el crono-termostato (normalmente el comedor).

¿Por qué es importante que la instalación esté equilibrada?

Los radiadores están conectados a la caldera por medio de unas tuberías que deben estar equilibradas. De no ser así, unos radiadores calientan más que otros, generando un gasto innecesario y también falta de confort. El equilibrado se realiza a través de la válvula o del detentor, y asegura que todos los radiadores trabajen en óptimas condiciones.

¿Por qué es tan importante purgar los radiadores?

El aire presente en la instalación tiende a acumularse en los radiadores, evitando que circule el agua caliente necesaria. Por ello, un radiador con aire emitirá menos calor y tardará más en calentar, lo que implica que la caldera tendrá que trabajar más horas y consumirá más.

Log in or Sign up